Portada » David McIntosh, completamente al natural
Actualidad

David McIntosh, completamente al natural

PULSAR AQUÍ

El PP de Madrid exhibirá en el congreso sus discrepancias con la dirección nacional sobre el modelo propuesto para la elección del presidente y defenderá, a través de una enmienda a la Ponencia Política y de Estatutos, que sean militantes y no compromisarios, en primera y en segunda vuelta, quienes voten al jefe del partido.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, responsable de esta ponencia, ha planteado un nuevo modelo a doble vuelta con dos votaciones. En la primera, antes del congreso, los militantes que previamente se inscriban, decidirán con voto en urna, entre los posibles candidatos que opten a la Presidencia del PP. Ese mismo día, en otra urna, se escogerá a los compromisarios que acudirán al cónclave. En una segunda votación, ya durante la celebración del congreso, serán los delegados quienes voten al presidente.

Precisamente esta segunda elección es la que cuestiona el PP de Madrid. La enmienda que van a presentar defenderá que sean también los militantes quienes voten en la segunda ocasión y que los compromisarios se dediquen únicamente al debate ideológico y político de las ponencias.

El modelo del PP madrileño presenta un problema logístico importante que es que los militantes no están presentes en el congreso para celebrar la segunda y definitiva votación. El modo de solucionarlo sería abrir las sedes el segundo día del congreso para que se produjera la elección. El primer día se dedicaría a que los posibles candidatos expusieran su programa.

Fuentes del PP de Madrid explican que su enmienda apostará por la “elección directa por los afiliados del presidente del partido tanto a nivel nacional como regional y provincial, mediante el sistema de un militante, un voto en todas las fases del proceso”. Defienden que su presentación “responde el compromiso de la presidenta de la Gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, de avanzar en la regeneración democrática y devolver el protagonismo del partido a los afiliados, como elemento clave para la revitalización del PP”. En definitiva, que Cifuentes siempre ha apostado por el modelo de un militante, un voto y que no va a dejar de hacerlo.

No obstante desde el PP madrileño se entiende que su planteamiento es “integrador” ya que respetan la figura del compromisario.

SiteLock
globalsign-domain-verification=oG3huuojigR2nsIe_-pbrxAf8LLKfVHG-odxMSOglZ