Estetica

¿ELÉCTRICA O MANUAL?

PULSAR AQUÍ

El Consejo de Ministros italiano ha puesto por fin fecha este lunes al referéndum en el que se votará la reforma de la Constitución: tendrá lugar el domingo 4 de diciembre, a pesar de que inicialmente estaba previsto que se celebrara en octubre. El primer ministro italiano, Matteo Renzi, propuso esa fecha, que es la que finalmente ha resultado aprobada, a pesar de las críticas de la oposición, que la considera inadecuada por ser demasiado cercana a las fiestas de Navidad.

La reforma constitucional, ya aprobada por el Parlamento, modificará sustancialmente el funcionamiento del Estado si resulta aprobada en el referéndum. Si en la votación vence el ‘Sí’ a la reforma, en Italia dejará de existir el denominado ‘bicameralismo perfecto‘. Es decir, la Cámara alta y baja dejarán de tener el mismo rol y competencias.

En concreto, el Senado tendrá 100 senadores, en vez de los 315 actuales, y sólo dispondrá de competencia en leyes que tengan que ver con la Constitución, referéndums populares, sistemas electorales de entes locales, y ratificación de tratados internacionales. Eso facilitará la aprobación de leyes por parte del Gobierno, que en la actualidad necesita que ambas cámaras den luz verde a cualquier texto legislativo.

La reforma también prevé que el Estado retome la potestad legislativa en muchas materias hasta ahora compartidas con las regiones, y que el presidente de la República sea elegido por las Cámaras, pero que necesite mayor quórum.

Dado el gran reto que supone dicha reforma, Renzi ya ha anunciado que se retirará de la política si en el referéndum no gana el ‘Sí’ a la modificación constitucional que defiende.

“Es grave que Renzi haya escogido la fecha del referéndum constitucional sin tan siquiera consultar a la oposición”, han criticado los diputados del Movimiento 5 Estrellas de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara. Y han añadido: “Si hubiera podido, habría convocado la votación el día de Navidad o el de fin de año con la esperanza de reducir la mayoría de italianos que votarán a favor del ‘No'”.

“Dos meses más de propaganda no cambiarán nada. Ganará el ‘No'”, ha declarado por su parte Arturo Scotto, diputado del grupo de Izquierda Italiana, que también es de la opinión de que Renzi ha intentado posponer al máximo el referéndum para ganar tiempo para hacer campaña.

Sobre el Autor

Mark Farrugia

Añadir Comentario

Click here to post a comment

Suscribirme al Boletín

¡Reciba las últimas noticias e información directamente de nosotros hacia usted!