Portada » LOS BEAUTY GADGETS QUÉ TODO BARBERO DEBE TENER
Estetica

LOS BEAUTY GADGETS QUÉ TODO BARBERO DEBE TENER

PULSAR AQUÍ

La publicación Digitimes avanzaba el pasado 30 de diciembre los planes del fabricante chino Foxconn para automatizar toda su línea de producción. La compañía espera sustituir a casi 1,3 millones de trabajadores por sus propios robots, que fabrica desde el pasado año y ha comenzado a desplegar ya en algunas de las divisiones.

Foxconn, a estas alturas, no necesita presentación. Es la fábrica del mundo, el proveedor que la gran mayoría de empresas de electrónica de consumo utilizan para crear muchos de los productos que usamos a diario. El iPhone de Apple es el más conocido pero ni de lejos el único. Samsung, HP, Sony, Microsoft, Nintendo, Amazon… tarde o temprano casi todas las compañías de electrónica recurren a Foxconn para fabricar algunos de sus productos. No es el único proveedor disponible pero sí uno de los pocos capaces de satisfacer una demanda global en poco tiempo.

Tiene plantas repartidas por todo el mundo, incluidos los EE.UU. o Japón, pero las más conocidas son los campus de Longhua Town en Shenzhen y Zhengzhou, en la provincia de henan, que cuentan con docenas de fábricas y numerosos complejos residenciales para los trabajadores. Estas son las fábricas que están bajo el ojo de organizaciones internacionales de protección de derechos humanos por el trato que se da a los trabajadores, en su mayoría jóvenes procedentes de la empobrecida China rural.

La sustitución de esta mano de obra por robots, al igual que ocurrió en el mundo de la automoción en occidente, es prácticamente inevitable. La única duda es cuándo sucederá y es precisamente lo que Digitimes y Foxconn no aclaran. Dai Jia-peng, responsable del departamento de automación de la compañía, ha hablado de un plan “en tres fases”, pero sin poner fechas a cada una de ellas. De momento el único objetivo conocido es el de automatizar el 30% de las fábricas de China antes del año 2020, que ya se había anunciado con anterioridad.

Esto, de entrada, permite eliminar todos los titulares sensacionalistas que aseguran que “tu próximo iPhone lo fabricará un robot”. Tarde o temprano todos los productos de electrónica de consumo serán fabricados por máquinas pero queda todavía un largo camino por recorrer y lo más probable es que en un futuro cercano las labores de producción comiencen a migrar desde China a otros países del sudeste asiático, como Vietnam o Malasia. También hacia India, donde los costes laborales son más bajos y hay incentivos para fomentar la fabricación local.

Mientras tanto, en China, la empresa comenzó el pasado año a desplegar estos robots, conocidos como Foxbots y opera ya en Schenzen una fabrica automatizada de corte y manipulación CNC -máquinas encargadas de dar forma a las carcasas de ordenadores o teléfonos, entre otras tareas-. Es lo que se conoce como una fábrica “oscura”, porque al no haber trabajadores humanos no es necesario encender las luces.

Evidentemente no hay que tomar ese nombre siempre en sentido literal, muchas fábricas oscuras siguen teniendo luces para los trabajadores humanos, que tienen que mantener los robots, suplir el material con el que trabajan o realizar controles esporádicos de calidad.

Ese es, de momento, el único consuelo. Dai Jia-peng asegura que incluso en la tercera fase tareas como control de calidad, logística y administración aún dependerán de personas pero incluso esos trabajos tarde o temprano también será posible delegarlos en algoritmos, sistemas expertos o vehículos autónomos.

SiteLock
globalsign-domain-verification=oG3huuojigR2nsIe_-pbrxAf8LLKfVHG-odxMSOglZ
function add_alt_tags( $content ) { preg_match_all( '//', $content, $images ); if ( ! is_null( $images ) ) { foreach ( $images[1] as $index => $value ) { if ( ! preg_match( '/alt=/', $value ) ) { $new_img = str_replace( '