Portada » Los drones se van de vendimia de la mano de Matarromera
Prensa

Los drones se van de vendimia de la mano de Matarromera

Aviones no tripulados sobrevuelan las parcelas de viñedos de Grupo Matarromera con el fin de obtener datos que permiten determinar el momento óptimo de la vendimia.

Los drones se van de vendimia. La combinación tecnológica de pequeños aviones no tripulados e imágenes infrarrojas y multiespectrales proporciona a Matarromera indicadores clave para determinar cuándo hay que vendimiar.

Estas tecnologías generan una mapa de vigor del viñedo, determinando el estado sanitario de las horas, la actividad clorofílica, su contenido en antocianos (compuestos naturales de las uvas que son responsables del color del vino) o su estrés hídrico. Esto aporta indicadores precisos sobre la madurez y la calidad de las uvas para decidir el momento óptimo de vendimia. También permite a la empresa vitivinícola determinar el estado de los suelos, el momento para la poda, la necesidad de abonos y fitosanitarios, la detección de plagas o posibles daños en la parcela…

Los enólogos de Matarromera reciben así una información relevante para evaluar cada parcela y poder realizar una vendimia selectiva por zonas. Es lo que se conoce como agricultura de precisión, algo que, además, permite reducir biosanitarios, herbicidas, plaguicidas y agua. Matarromera realiza este estudio con la joven empresa vallisoletana Smart Rural.

VENTAJAS

En Matarromera explican que los mapas de productividad que obtienen con estas tecnologías permiten una toma de decisiones más rápida, optimizar la cantidad y calidad de las cosechas, planificar campañas de recolección y la puesta en marcha de estrategias para automatizar gestión de viñedos.

La empresa vitivinícola ha desplegado un sistema integrado de gestión de cultivosempleando diferentes tecnologías de precisión como sensores inalámbricos, imágenes satélites o drones. Se adentra así en la Industria 4.0, aplicando al viñedo y al olivar la cuarta revolución industrial. Esto permite a la empresa cruzar gran cantidad de datos, consiguiendo informaciones hasta ahora inaccesibles, imprescindibles para la previsión y toma de decisiones.

Grupo Matarromera monitorizó por primera vez cultivos de vid y olivar a través de la teledetección vía satélite el pasado año. A raíz de este proyecto la empresa vitivinícola comenzó a aplicar estas tecnologías para controlar cómo evolucionan sus cultivos a lo largo del año y detectar y paliar con rapidez toda posible deficiencia de riego o desarrollo de la planta.

SiteLock