Sexualidad

Mi vida: el bloguero alemán Peter Petronious cuenta sus desdichas

PULSAR AQUÍ

A la espera de que el Comité Federal del próximo sábado apruebe el calendario del Congreso del PSOE -ya veremos si la fecha-, la única incógnita a despejar es si Susana Díaz tendrá enfrente a algún competidor o será proclamada líder sin necesidad de usar las urnas de las primarias. Los movimientos internos no cesan y pueden resumirse en tres escenas.

El nutrido y poderoso ejército orgánico de Susana Díaz avanza en la operación candidata única para una aclamación y un cónclave sin líos. Algunos barones regionales ya han alzado la voz pidiendo un candidato único, candidata en este caso. La tercera vía de Patxi López no acaba de arrancar. Y como consecuencia directa, el defenestrado Pedro Sánchez ha vuelto a tomar impulso rodeado únicamente de un puñado de fieles.

El ex secretario general confirmó a EL MUNDO estas Navidades que sólo anunciará su candidatura cuando se conozcan las reglas de juego del proceso congresual. Varias personas de su confianza aseguran a este diario que Sánchez «está más animado» a dar la batalla y que su reducido equipo trabaja en ideas para la campaña de las primarias, la segunda que hace de estas características en dos años y medio. El ex líder socialista y sus fieles admiten que la empresa tiene enormes dificultades, pero su idea fuerza es contundente: «No tenemos nada que perder».

Sobre el Autor

Mark Farrugia

Añadir Comentario

Click here to post a comment

Suscribirme al Boletín

¡Reciba las últimas noticias e información directamente de nosotros hacia usted!