Artículos de autor

Perdón por pasarlo bien y disfrutar.

PULSAR AQUÍ

La noche del lunes, el grupo socialista en el Ayuntamiento de Alsasua firmó junto a Geroa Bai y Goazen Altsasu (marca local de Podemos) una declaración institucional de condena a la agresión sufrida por los guardias civiles y sus parejas72 horas antes en un bar del pueblo. Ni Bildu ni UPN se sumaron. Los primeros porque consideran lo ocurrido una “pelea de madrugada” y los segundos porque no compartían, sobre todo, el punto cinco del comunicado, que mostraba la “preocupación y malestar” del Ayuntamiento por “la masiva presencia de laGuardia Civil en nuestra localidad a raíz de los sucesos ocurridos”.

Tras casi tres horas de negociación el PSNPSOE sí lo firmó y su edil, Juan Miguel Pérez, fue desautorizado desde la dirección regional del partido e incluso censurado desde Ferraz. En un comunicado, la dirección socialista regional reiteró la condena de estos hechos y recordó que además de aprobar declaraciones institucionales en el Parlamento expresando esta posición y apoyar públicamente a la Guardia Civil, el mismo lunes participó en la concentración convocada en Pamplona para apoyar al cuerpo. De hecho en esa concentración participaron tanto su secretaria general, María Chivite, como otros cargos públicos y miembros de la dirección socialista de Navarra.

“Nosotros no cuestionamos la presencia de la Guardia Civil en Alsasua”, ha querido aclarar Juan Miguel Pérez en conversación con EL MUNDO. “No consideramos que lo que ocurrió el viernes fuera una pelea de barrio con dos chupitos de más, como se ha dicho, sino una agresión política y como tal lo hemos condenado, pero sí es verdad que mucha gente en el pueblo considera que la presencia de la Guardia Civil los días siguientes ha sido excesiva y los vecinos están afectados. Yo creo que es factible tener una menor presencia policial porque para nadie es agradable tener esto lleno de policías armados con las bocatxas [en alusión a las armas que lanzan botes de humo]”.

El edil socialista ha asegurado que Alsasua es un lugar “pacífico” y no “el Belfast” que, según él, retratan los medios, aunque ha admitido que si él fuera guardia civil no habría entrado al bar donde dos agentes fueron agredidos la noche del pasado viernes. “Sabiendo que hay un grupo de gente que quiere expulsar de aquí a la Guardia Civil, yo, si fuera guardia civil, no entraría desde luego en un bar a las 4 de la mañana. Pero bueno, estas cosas ocurren en Alsasua”.

Juan Miguel Pérez ha lamentado que se haya “malinterpretado” el comunicado que firmó su grupo y se ha mostrado dispuesto a retractarse si así se lo piden desde la dirección del partido. “Sólo pretendimos colaborar para que hubiera cierta imagen de unidad desde el Ayuntamiento”.

Sobre el Autor

Mark Farrugia

Añadir Comentario

Click here to post a comment

Suscribirme al Boletín

¡Reciba las últimas noticias e información directamente de nosotros hacia usted!