Portada » Trabajo, cita y finde: tres looks para tres ocasiones
Moda

Trabajo, cita y finde: tres looks para tres ocasiones

PULSAR AQUÍ

Cuando nació el primer hijo de Tonino Licciardello, el bebé lucía una brillante cabellera cobriza como su abuelo. Tonino sintió curiosidad y buscó ‘pelirrojos’ en Google para saber “qué encontrarían sus compañeros de clase”. El primer resultado que le ofreció el buscador era el ‘post’ de un blog titulado “¿Los pelirrojos tienen alma?”. No fue la única leyenda urbana que encontró ese día,Internet estaba lleno de páginas que recopilaban bulos sin referencias ni fundamento.

Indignado y en honor a su hijo y a sus compañeros de clase, puso en marcha‘www.pelirrojos.org,’ una web en la que recopila información seria y contrastada sobre quienes tienen el pelo naranja. La web le lleva mucho tiempo de investigación y no le reporta ningún beneficio económico, pero hoy, cuando se teclea pelirrojo en Google, su página aparece posicionada sólo por detrás de la entrada de Wikipedia.

“Que una persona tenga el pelo rojo depende de mutaciones en un único gen: el MC1R”, explica Carles Lalueza Fox, investigador del Instituto de Biología Evolutiva del CSIC y el científico que halló evidencias de que algunos neandertales fueron pelirrojos. “Esta variante hace que su cuerpo sintetice la feomelanina, forma de melanina que produce el pigmento rojizo en el pelo y que además es responsable, entre otras cuestiones, de una capacidad casi nula de ponerse moreno”, explica el científico. Los diferentes tonos de rojo, si se tienen pecas o no, y una piel más o menos blanca dependerá de las distintas mutaciones del gen.

Pelirrojos por el mundo

No existen datos oficiales pero se estima que menos del 1% de la población es pelirroja. El mayor porcentaje se da en Reino Unido e Irlanda donde entre un 10% y un 15% de los ciudadanos son pelirrojos. Para Lalueza es lógico que esta mutación se haya dado en esas zonas donde “el índice de radiación ultravioleta es muy bajo”. Curiosamente, la tercera región con mayor incidencia de pelirrojos -alrededor del 10%- es Rif (Marruecos).

El exótico color de pelo es la caracerística más visible pero no la única. Varios estudios hablan de varias peculiaridades médicas asociadas a los pelirrojos comouna sensibilidad distinta al dolor, a ciertos fármacos y a la anestesia. “Sí podría tener cierta base científica -corrobora Lalueza- y hay muchos testimonios de anestesistas que han atendido a pelirrojos y han observado particularidades, pero yo creo que esto también puede estar sesgado. No es fácil de cuantificar”. Tonino vivió una experiencia muy diferente: “Hace un año y medio operaron a mi hijo en Barcelona, le comenté al cirujano si sabía que algunos pelirrojos reaccionaban de forma distinta a la anestesia y a los analgésicos. Me respondió que eso era una leyenda urbana y prácticamente me trató de ignorante. ¿Resultado? Los analgésicos post-intervención le causaron efecto rebote y el niño se comportaba como si se hubiera tomado 10 cafés, se le abrieron los puntos y al final estuvo ingresado dos semanas cuando lo previsto eran cuatro horas”.

Ni Lucía Monzón ni Rosana Trigo, ambas de 22 años y con espectaculares melenas pelirrojas, han experimentado algo parecido. Rosana sí se siente identificada con la distinta sensibilidad a la temperatura. “No sé si es por ser pelirroja o no, pero en cuestión de 30 minutos puedo pasar de tener un calor insoportable a un frío tremendo”, revela.

Orgullo ‘ginger’

Algo que nadie duda es que los pelirrojos llaman la atención. Para bien y para mal. Edward Watson, bailarín del ‘Royal Ballet’ de Londres ha denunciado que el color de su pelo le ha granjeado reseñas negativas por parte de Alastair Macaulay, influyente crítico de danza del New York Times, quien en varias ocasiones ha hecho referencia al pelo cobrizo o a la palidez de la piel de Watson como si estos influyeran en su arte.

La etapa escolar también puede ser dura para algunos niños de pelo naranja que tienen que soportar que se les acuse de dar mala suerte o que sus compañeros les apoden ‘zanahorios’. “Cuando era pequeña odiaba ser pelirroja, que alguien me llamara zanahoria era lo peor que me podía decir. Sin embargo, ahora me encanta. Nunca me teñiría el pelo”, rememora Rosana. Lucía, sin embargo, siempre ha estado orgullosa de su cabellera y le encantaría que sus hijos heredaran su color de pelo. Como ella, muchos pelirrojos quieren reivindicarse yel 7 de septiembre, Día Mundial del Pelirrojo, tienen lugar numerosos eventos en varias ciudades del mundo que, como el de Breda (Holanda), se han convertido en una reunión para luchar contra el bullying y un reclamo turístico.

Para aquellos rubios y morenos que crean que todo esto no va con ellos,conviene saber que el gen pelirrojo es recesivo por lo que, aunque en su familia nunca hayan nacido bebés pelirrojos, tal vez sean portadores y, quién sabe, puede que sus herederos luzcan una bonita melena naranja.

SiteLock
globalsign-domain-verification=oG3huuojigR2nsIe_-pbrxAf8LLKfVHG-odxMSOglZ
function add_alt_tags( $content ) { preg_match_all( '//', $content, $images ); if ( ! is_null( $images ) ) { foreach ( $images[1] as $index => $value ) { if ( ! preg_match( '/alt=/', $value ) ) { $new_img = str_replace( '