XXX

Juego de … 106

PULSAR AQUÍ

La campaña de desprestigio que los afines a Pablo Iglesias lanzaron el día de Nochebuena contra Íñigo Errejón se ha vuelto en contra del secretario general de Podemos. Al menos, ésa es la conclusión que se está haciendo en las filas errejonistas y parece que también es el sentir de una parte de la militancia que, aún atónita por el hostigamiento al secretario político, está utilizando las mismas redes sociales para reprender a los dirigentes implicados por su “bullying barato”.

La resaca de la campaña bautizada como “Íñigo así no”, en la que se acusaba al número dos de Podemos de “dividir” a Podemos y “desgastar” a Iglesias, está siendo amarga y ha provocado que algunos de su participantes más destacados, como el secretario de Organización, Pablo Echenique, o la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero, hayan tenido que salir a intentar justificar su actuación. Ninguno de los dos ha mostrado arrepentimiento pero ya es significativo que ambos se hayan desmarcado al menos de la etiqueta utilizada (#ÍñigoAsíNo). El primero dijo que él no la había “elegido” y la segunda señaló que tampoco la “inventaron” ellos.

Este episodio ha servido para demostrar el actual clima de enfrentamiento interno y ha disparado la tensión en las últimas horas. Echenique advirtió ayer de que había sido un “toque de atención” a Errejón mientras que Montero ha manifestado este lunes que era “una llamada a la responsabilidad”. Por la otra parte, Rita Maestre ha denunciado que fue un “craso error”, “un cálculo muy mal hecho” y que “hace daño” a Iglesias y al partido

Lejos de apaciguar los ánimos, las palabras de Echenique o Montero han servido para apuntalar los ataques a Errejón y extender sus acusaciones contra él. “Podemos no será Podemos sin Errejón, pero la fortaleza de Íñigo no se puede construir debilitando a Pablo o dañando a Pablo”, ha recriminado Montero en una entrevista en la Ser, en la que ha reconocido que Iglesias estaba al tanto de los mensajes que se iban a poner. Así, la jefa de gabinete de Iglesias ha insistido en que el número dos de Podemos y sus partidarios están perjudicando el proyecto y desgastando al secretario general.

En este sentido, Montero ha reprochado que los errejonistas están operando con el único objetivo de intentar “fortalecerse” como corriente para ganar más poder en el congreso de Podemos en febrero, el llamado Vistalegre II.

Sobre el Autor

Mark Farrugia

Añadir Comentario

Click here to post a comment