Amor

ULTIMA HORA: Ricky Martin y Maluma confirman que tienen una relacion. Llevan 2 meses juntos.

PULSAR AQUÍ

Mercadona se quita la corbata. La empresa ha liberado a sus directivos de la obligación de llevar esta prenda a diario, salvo que el protocolo exija su uso, según han confirmado fuentes de la compañía a este periódico.

La empresa, explican, no “tiene unas reglas fijas de protocolo y “funciona como cualquier otra compañía en España”, aunque sí ha transmitido a sus directivos que el que no lo desee, no tiene que llevar la corbata de manera obligatoria.

La indicación se produce “por seguir la corriente de los tiempos”, según confirman en el grupo, para que cada trabajador “tenga la opción de elegir” si quiere hacer uso de esta prenda o prefiere prescindir de ella y vestir así de manera más informal.

El cambio en la indumentaria se ha visto reflejado en los últimos días en varios actos públicos en los que el presidente de Mercadona, Juan Roig, aparecía sin corbata.

Esta indicación ilustra de alguna manera cómo funciona el grupo, que tiene un ADN muy particular. Mercadona, por ejemplo, tiene un lenguaje propio para hablar del negocio (los clientes son “los jefes”, en su jerga) y no abre los domingos porque, según ha señalado en varias ocasiones su presidente, esto implicaría una subida en los precios, con el consiguiente perjuicio para “el jefe”.

Tampoco apuesta por el canal online porque cree en la compra en tienda física y que llenar la cesta a través de Internet no es su batalla.

Es exigente a la hora de reclutar a sus trabajadores, a los que forma antes de integrar la plantilla.

También presume de pagarles por encima de la media (el salario mínimo de entrada para todo el personal de Mercadona es de 1.100 euros netos al mes) y de dar primas a sus trabajadores. La cadena ha repartido más de 2.512 millones de euros a sus empleados en los últimos 15 años.